No perder el rumbo

River jugó el último partido del año ante Olimpo en Bahía Blanca y se pudo traer una victoria que mantiene al Millo a nueve puntos de la cima. Lo único que le preocupa al hinca hoy en día y es la continuidad de Marcelo Gallardo como entrenador del Más Grande.

Fecha número 14 del campeonato de primera división del fútbol argentino. River debía enfrentar a Olimpo de visitante luego de jugar la final de la Copa Argentina, disputada el pasado jueves, ante Rosario Central.

Para dicho encuentro, el director técnico de La Banda dispuso el descanso de cuatro jugadores que venían con una gran actividad en el semestre como lo son: Augusto Batalla, Arturo Mina, Leonardo Ponzio y Andrés D’Alessandro (que volverá al Inter de Porto Alegre).

A la hora de hablar del partido en si, el Millo se mostró suelto desde el comienzo con grandes jugadas que ilusionaron a los «neutrales» que coparon Bahía. Juego asociado, paredes constantes y dos jugadores con participación constante en el juego: Sebastián Driussi y Nacho Fernández.

La suerte no estuvo del lado Riverplatense, ya que a los siete minutos llegó el gol del local tras un error defensivo por parte de los de Napoleón. Luego de la jugada que abrió el marcador, el Millo continuó con su juego fluido pero sin la suerte para anotar el empate.

El primer tiempo parecía finalizar con la victoria parcial de Olimpo. Un tiro en el travesaño por parte del Pity Martínez, indicaba que La Banda no tenía esa cuota necesaria de buena suerte para dar vuelta el encuentro. Todo cambió cuando apareció Rodrigo Mora por el costado derecho del campo de juego para luego tirar un centro rasante para que Lucas Alario por el segundo palo decretara el empate.

Ya en el complemento, con el partido empatado y River jugando bien pese a estar con algunos suplentes en el once inicial, el Millo continuó por la senda de buen fútbol. Pases en cortada, Driussi participativo en la gestación desde el mediocampo y laterales que no temían avanzar en el campo de juego.

Grandes jugadas se vieron por parte del elenco del Muñeco pero faltaba la estocada final. Esto llegó gracias a un brillante pase de Nacho para Alario que controló y remató pero Nereo Champagne tapó el disparo y el rebote lo tomó Camilo Mayada que recibió una dura infracción dentro del área. El penal lo ejecutó el goleador del campeonato, sí Driussi ejecutó el remate desde los doce pasos, y así puso el 2 a 1 definitivo para el equipo de Gallardo.

La victoria dejó a River a nueve puntos de la cima y un futuro repleto de competencias para el Millo. La gran pregunta de todos los hinchas de River es la continuidad de Marcelo Gallardo, quien el pasado jueves la puso en duda. Lo cierto es que sin Napoleón al mando, el fanático se sentiría perdido. River necesita de Gallardo para continuar con los éxitos. Quedate Marcelo, quedate Campeón.

Por: Juan Lagos

Deja tu comentario