D’Ale dependiente

River enfrentó en el estadio Monumental a su eterno rival y pese a ir ganando en la primera etapa no aguantó la diferencia a favor y perdió por 4 a 2. Este resultado lo aleja de la punta y deja muchas incógnitas de cara al jueves.

Torneo de primera división del fútbol argentino. La fecha 13 se disputaba y era la fecha que todos los hinchas miran cuando sale el fixture del campeonato doméstico. El partido ante Boca.

Pese a jugar la final de la Copa Argentina el jueves por la noche ante Rosario Central en Córdoba, la única chance para ingresar a la Libertadores del año que está por venir, el Muñeco Gallardo decidió poner lo mejor ante el eterno rival.

Las críticas con el diario del lunes siempre estarán. ¿Por qué paró éste equipo sabiendo el riesgo que se corre? ¿La Copa Argentina no es lo más importante? Lo cierto y único que se puede mencionar es que Napoleón se la jugó al todo y esta vez, pocas veces pasó, le salió mal.

El recibimiento al equipo en el Antonio Vespucio Liberti fue espectacular. La expectativa crecía en el estadio minuto a minuto y pese a ir perdiendo uno a cero el hincha acompañó al equipo en el mal momento y gracias a un golazo de Driussi, desde el centro del área fulminando el arco de Werner, y otro de Alario, River se iba al complemento con la ventaja en el marcador.

Andrés D’Alessandro jugó la primera etapa de manera brillante. El Millonario, como viene ocurriendo a menudo, dependió de él constantemente para darle claridad al juego que propuso La Banda.

En la etapa complementaria, los cambios llegaron y la salida de Mandrake significó una caída constante desde lo futbolístico para River. Lo cierto es que el Xeneize se hizo fuerte y apareció Tevez en dos oportunidades para luego Centurión cerrando el partido a favor de ellos.

La jugada a Gallardo le salió mal. Martínez, Driussi y Alario terminaron el partido problemas significativos en cuanto a lo físico. El plantel deberá repuntar rápido desde lo mental de cara al jueves ya que la clasificación a la Copa Libertadores de América sería un bálsamo de tranquilidad para la pretemporada que se viene.

Por: Juan Lagos

Deja tu comentario