La magia sigue intacta

El equipo Senior de River,  conformado por varios exfutbolistas que tantas alegrías le dieron al hincha, goleó por 4-0 a Deportivo Riestra el pasado lunes 26 de septiembre en la cancha auxiliar del Estadio Monumental.

Los goles fueron marcados por Martínez, Ortega y Alonso (en dos oportunidades), demostrando así que la calidad y el buen fútbol no se pierden con el paso de los años.

El equipo del Más Grande formó con Stumbo, Rivarola, Lobo, Molina, Calabrese, Clazon, Batalla, Otamendi, Martínez, Ortega y Javier Alonso. En el banco de los suplentes se encontraban: Fernández, Barrio, Medina Bello, Alfonso y Rojas.

Por: Camila Carballo

Galería de Defensa y Justicia vs. River

Pinino más

Oscar Más nació en Villa Ballester el 29 de octubre de 1946. Jugó en River de 1964 a 1973 y una segunda etapa en 1975-1976. Logró dos títulos, el Metro y el Nacional 1975.

Pinino, apodo que le puso su amigo Norberto Conti, porque se la pasaba jugando con unas bolitas pequeñas llamadas pininas, se probó en Boca a los 10 años. Él mismo cuenta que en ese partido ejecutó un penal afuera a propósito porque no quiso anotar ningún gol con esa camiseta.

Carlos Peucelle lo hizo debutar en la primera de River a los 17 años. “Petiso, llegó tu hora. Rompela, dejá que el fútbol te surja espontáneamente”. Desde ese día la punta izquierda del club millonario tuvo un dueño indiscutido por más de 12 temporadas.

Pinino fue un clásico wing izquierdo goleador, con un estilo muy particular y una enorme confianza en sí mismo. Mostró una calidad impresionante para patear al arco desde cualquier lado y con mucha potencia. Así, convirtió 220 goles en poco más de 400 partidos con la camiseta de River y un total de 292 tantos en su carrera.

Su personalidad lo hizo destacar del resto, tanto dentro como fuera de la cancha. Bromista y engreído, Más tuvo un estilo descontracturado dentro del fútbol. Disfrutaba los partidos, provocaba a los rivales y muchas veces realizaba apuestas con amigos o familiares:

Hace unos años, fue justamente su problema de adicción al juego, lo que le valió una condena penal por estafa a menores de edad. Pinino pedía plata a los padres de chicos que supuestamente haría probar en las inferiores de River, para luego quedarse con el dinero sin hacer ninguna conexión. Pasó momentos muy complicados donde, según sus palabras, estuvo al borde del suicidio.

Oscar Más fue uno de los artilleros de mayor importancia en la historia millonaria. Boca fue uno de los clubes que más lo sufrió. Le convirtió 12 goles en total y algunos fueron importantes para ganar clásicos, como los dos que hizo en el mítico 5-4 en cancha de Velez por el Nacional 72.

Con la Selección Argentina disputó el Mundial de Inglaterra 1966, donde el equipo terminó en la quinta posición. Con la camiseta albiceleste jugó 37 partidos y anotó 10 goles.

Pinino era un auténtico hincha de River y siempre dio todo por la camiseta. El hincha se lo reconoció en todo momento y así lo expresaba el delantero: “El hincha riverplatense es exigente, pero muy afectuoso. Con ellos mantengo un idilio desde que debuté en primera. Jamás fui resistido, eso para mí es un orgullo”.

Por: Diego Adur

«Llegar a primera y seguir»

(INCLUYE VÍDEO) River desde la Tribuna habló en exclusiva con los juveniles Franco Torres y Luciano Herrera en el predio de Ezeiza para que puedas conocerlos a fondo. 

Franco Torres, juega en la cuarta división, tiene 20 años es de Córdoba capital, hace cinco años que se encuentra jugando en el club y manifestó: “acá estoy muy cómodo, me siento muy bien”, por su parte, Luciano Herrera también juega en la cuarta, tiene 20 años, es de Ledesma, Jujuy y hace dos años que se encuentra en la División Inferiores.

Consultados ambos futbolistas de cómo fue su llegada al Más Grande, Torres recordó: “Yo jugaba en un club en la Liga Atalaya y después me salió la prueba acá en River y me fue bien”, Herrera comentó: “Me vine a Buenos Aires, a los 15 años, jugaba en All Boys, mi representante me consiguió una prueba acá en River y soy hincha”.

Respecto al apoyo de la familia, ambos jugadores remarcaron que están agradecidos por el esfuerzo y cariño que les brindan sus familiares en esta etapa donde están dando sus primeros pasos en la institución millonaria, además acotaron en medio de la charla que conviven juntos en la pensión.

Acerca de la posición en la cancha, el futbolista cordobés aclaró: “Ahora estoy jugando de volante, pero más ofensivo, antes hacía de carrilero, pero me siento muy cómodo ahí, a veces juego por izquierda”, en cuanto al jugador Jujeño, explicó: “Yo juego de volante por izquierda y en los últimos tiempos como delantero, me lo pidió el técnico”.

A la hora de elegir referentes, Torres se inclinó por Augusto Fernández resaltando: “lo miraba mucho cuando estaba jugando de carrilero, me gustaba mucho su técnica, como se movía en la cancha”, Herrera, mencionó a Giovanni Moreno: “En el tiempo que jugaba en Racing, era el estilo de jugador que me gusta a mí”.

Ante la pregunta de rigor ¿Qué significa River para ustedes? Los juveniles respondieron con soltura: “River me dio todo desde chico, siento un amor muy profundo por el club y espero me toque llegar a lo más lejos y debutar que es lo que me apasiona”, resumió Franco, “No puedo creer que estoy acá, siempre quise estar en River, soy hincha, obviamente que quiero llegar a la Primera, pero hay que seguir luchándola”, sintetizó Luciano.

Ambos hablaron también de sus sacrificios y objetivos: “Yo tengo una hija y mi punto de vista es distinto, mi objetivo es llegar a Primera y vivir del fútbol, si tengo que entrenar doble turno lo que tenga que hacer lo hago por amor a mi familia”, comentó Franco Torres, “en los primeros años extrañé, pero ahora me adapte a la situación del fútbol”, expresó Herrera, pero ambos coincidieron en que sueñan con su debut a Monumental repleto.

La pregunta de color para cerrar fue: ¿jugarían en Boca?, Torres afirmó: “Realmente no, la camiseta no me gusta, ya nací acá en el club, mi sueño es River y siempre va a serlo”, por otro lado Herrera remarcó: “Yo soy hincha de River fanático, vestir esa camiseta (Boca), no me motiva, elijo siempre a River”.

 

Goleada y golazo del Burrito

El equipo Senior del Millonario jugó ante San Lorenzo y lo goleó con un contundente Alonso y un intratable Ariel Ortega.

El Fútbol Senior volvió a las canchas luego de un largo tiempo. El partido ante el elenco Azulgrana se postergó en reiteradas oportunidades por los inconvenientes climáticos que se presentaban lunes a lunes en la Capital Federal.

En el día de ayer la lluvia no se presentó y los jugadores de La Banda y el Ciclón se vieron las caras en la cancha auxiliar número 1 del Antonio Vespucio Liberti. La formación del elenco Riverplatense fue la siguiente:

Fernández, Rivarola, Clazon, Lobo, Molina, Zapata, F. Morales, Rodríguez, Martinez, Ortega y Alonso. Y en el banco de suplentes esperaron su oportunidad: Morales, Otamendi, Rojas, Barrios, Chavez y Calabrese.

El encuentro comenzó parejo con un gol de Alonso para abrir el marcador a favor del local pero luego el Matador de Boedo encontraba rápidamente el empate. Esto duraría hasta la segunda etapa cuando Martínez encontró la red del Cuervo para poner en ventaja al Millo.

Ya con el resultado a favor el equipo conducido por Pedro Vega, contó con la confianza necesaria para romper con el partido y así se dio gracias a un gol de emboquillada, como nos tiene acostumbrado el Burrito, ante el flaco Passet que no pudo hacer nada ante tanta magia. Por último cerró el marcador Alonso y dejando el partido 4-1 para La Banda.

Por: Juan Ignacio Lagos | En Twitter: @JuanLagos17

El primer Presidente

Leopoldo Bard fue un prestigioso médico y dirigente político radical que recordamos por ser fundador, primer capitán y presidente del Club Atlético River Plate.

Para hablar de Bard es necesario remontarse a los inicios del Club, allá por el 25 de mayo de 1901 cuando se fundó la Institución Millonaria. Los clubes La Rosales y Santa Rosa, donde pertenecía Leopoldo, se unificaron para dar vida a River Plate: Un grupo de jóvenes de no más de 18 años, hijos de inmigrantes, mezclaban sus ansias de jugar al fútbol con sus inquietudes políticas y sociales.

Leopoldo Bard fue elegido como el presidente y capitán, quedando así en la historia como el primero en estas categorías. Continuó ejerciendo este cargo de manera ininterrumpida hasta 1909. Sus primeras palabras como máximo dirigente fueron: “Pongamos nuestra fe en la grandeza de un club que ve la luz el mismo día que nació la patria: 25 de mayo”

Entre sus logros futbolísticos se destaca el ascenso de River a Primera, en 1908, tras golear en la final 7-0 a Racing. Pero también, Bard fue muy importante en la construcción de la primera cancha de fútbol que usaría el Club, en Dársena Sur; En 1905, comenzó la carrera de Medicina e ingresó como interno al Hospital Muñiz. Es de allí, y gracias a la gestión del joven estudiante, de dónde se consiguieron los tablones, los bancos y hasta la mano de obra necesaria para formar el estadio.

Don Leopoldo es recordado también por su extensa carrera política, mostrándose muy ligado al líder radical Hipólito Yrigoyen.
En 1926, fue electo presidente del Bloque de Diputados de la UCR. Ejerció allí, recordado por su gran capacidad de oratoria, hasta 1930, cuando la Dictadura lo detuvo y envió preso.
En 1947, ya pasada la famosa Década Infame, el Gobierno de Perón lo nombró Director General de Higiene y Seguridad del Trabajo.

En River, volvió a ocupar cargos dirigenciales de la mano del gran Antonio Vespucio Liberti. La lista Unión Riverplatense, que ambos integraban, triunfó en las elecciones de 1944 y Bard ingresó como vocal a la Comisión Directiva. El último puesto oficial en la Institución fue como representante de socios, en 1955.

Leopoldo Bard fue un hombre comprometido con sus ideales y que siempre ansió ser recordado por sus actos. Desde RDLT lo homenajeamos con sus propias palabras, en una carta publicada por “El Gráfico” en Mayo de 2001, escrita por puño y letra del primer presidente de River en la historia:

HIDALGUIA Y CABALLEROSIDAD:
«Esta es la tradición que deben mantener incólumes los que visten los gloriosos colores del Club River Plate; ese es el legado de los que fundamos el Club; ese también debe ser el resorte de los millares de asociados que hoy se agrupan bajo la bandera grande del Club».

Por: Diego Adur

Galería de River vs. San Martín de San Juan

El Puma Morete

Carlos Manuel Morete nació en Vicente López el 14 de enero de 1952. Debutó en la Primera de River en 1970 y jugó allí durante 5 temporadas, hasta 1975, donde después de 18 años sin vueltas, el club millonario se consagró campeón del torneo Metropolitano de ese año.

El Puma no se caracterizó por ser un jugador habilidoso ni con mucha técnica, por eso en sus principios le costó amigarse con la hinchada, pero a fuerza de goles, y sobretodo goles a Boca, se ganó el corazón de la gente.

Quizás los más recordados sean los que sirvieron para dar vuelta el resultado del Superclásico donde más goles se convirtieron en toda la historia: Corría octubre de 1972 y en cancha de Vélez se jugaba la Primer fecha del Nacional. River lo comenzó ganando desde temprano por 2-0, pero para el inicio del complemento Boca ya lo había dado vuelta 4-2. Un gol de Pinino Más trajo un descuento esperanzador. Luego, apareció el goleador en todo su esplendor para poner el empate en 4, y sobre la hora, convirtió el agónico 5-4 para terminar ganándole un partido épico al rival de toda la vida.

Morete se cansó de hacerles goles a Boca. Fueron 9 en partidos oficiales, y todos ellos sirvieron para ganar los encuentros. En el Metro 74 clavó un triplete para ganar 3-1. En el Metro del 75 anotó el primero de un 2-1 que sirvió para dejar a Boca fuera de carrera y encaminar a su equipo a conseguir el tan ansiado título después de unos larguísimos 18 años.

En una entrevista realizada por Infobae el año pasado, Morete recordaba la confianza con la que vivía la previa a cada Súper: “Ellos sabían que les iba a hacer goles. Los partidos más tranquilos de mi vida fueron los Superclásicos; Yo estaba convencido que los tenía de hijos y ellos me temían porque los vacunaba siempre”

En total en el club de Núñez jugó 200 partidos y anotó 105 goles. En 1975, luego de consagrarse campeón, fue transferido a Las Palmas, de España. Allí mantuvo intacto su instinto goleador, convirtiendo 99 goles en 174 partidos. En 1981, después de un breve paso por el Sevilla, tuvo que volver al país por cuestiones personales. Según cuenta el propio jugador, River no estaba interesado en su pase. Racing y Boca eran los clubes que lo pretendían y fue en el Xeneize donde terminó jugando.

“Cuando llegué a la Argentina llamé al presidente de River para jugar ahí. Me dijo que no era mi momento. Estaban interesados Racing y Boca. Fui a Boca porque puso la plata y nada más. Yo quería volver a River y no me dejaron”

Su debut en el club de la Ribera fue justamente contra River, un lluvioso abril de 1981. Una anécdota de ese partido es recordada por el Puma: Habían echado a Mostaza Merlo. Morete estaba en el banco y, cuando el 5 de River pasó por su lado, trató de tranquilizarlo, pero Mostaza reaccionó mal. “Callate bostero-me dijo mirándome con cara de odio-, me das asco con esa camiseta. Te hubieras ido a Racing boludo”

Después de tan solo 18 partidos en Boca, pasó a Talleres de Córdoba, jugó en Independiente y terminó su carrera en Argentinos Juniors, donde ganó la Copa Libertadores de 1985.

El Puma Morete, apodado así por estar siempre al acecho en el área rival, fue un goleador implacable, que cambió su destino de operario en la tornería de su padre para convertirse en una recordada Gloria Riverplatense.

Por: Diego Adur

«Yo me fijo en el día a día»

Agustín Casco tiene 19 años y actualmente está jugando en la Cuarta División, pero ya disputó un par de partidos en la Reserva de River Plate.

El lateral oriundo de Villa Gessel comenzó a formarse futbolísticamente desde los siete años, en Novena División del club y conto como fue su adaptación en el mundo River.

“Siempre es complicado pero uno siempre tiene el objetivo en la cabeza desde chiquito, siempre quería llegar a donde estoy y ahora no me tengo que conformar, con el apoyo de mi vieja y de mis familiares siempre es más fácil todo”, indicó.

El defensor comentó como fue la llegada al Millonario: “Yo jugaba en Gessel y me fueron a ver allá, lo cual me consiguieron una prueba, al mes me estuve entrenando bastante para lo que se venía y bueno ya llegue acá y fue inmediato el fichaje por suerte no dimos tantas vueltas con eso”, reveló.

Al venirse desde el interior del país, se refirió a sus primeros pasos en Núñez: “Viví un año con mi tío, que fue el que me banco acá cuando vine y ahora estoy viviendo en la pensión, hace seis años”. También hizo hincapié en su relación con sus compañeros: “es un grupo lindo, la verdad somos todas buenas personas, asique me llevo bastante bien”, expresó.

A la hora de contarnos acerca de su posición en la cancha, contemplo: “Soy un lateral izquierdo con más proyección para adelante, creo que me gusta ir y siempre me piden que tengo que mejorar la marca, yo cuando vine acá empecé jugando de delantero y de apoco fui bajando así que ahora estamos perfeccionando un poco más la marca. Me gusta pasar, siempre me queda alguna por partido pero soy más de jugar para el equipo que otra cosa”, dijo.

En el momento que le preguntaron sobre un referente, hablo sobre Marcelo del Real Madrid, “Me gusta mirar mucho a Marcelo, el lateral por izquierda del Real Madrid, me gusta como ataca”. De la misma manera narro sobre la salida de Vangioni: “Un muy buen jugador, creo que ya había cumplido lo suyo en River, la decisión de irse fue bastante buena, y era un ejemplo a seguir, yo creo que es un referente de lo que es mi puesto”. “Tuve la posibilidad de entrenar bastante en Reserva, y después tuve la desgracia de lesionarme, ahora estoy acá de nuevo viendo su subimos” agregó.

Finalmente explico cuáles son sus objetivos a corto y largo plazo: “Siempre yo me fijo en el día a día, que es lo que siempre tenemos que tener nosotros con los pies sobre la tierra y siempre darle todos los días, las cosas si las haces bien llegan solas, hay que ir a buscarlas solamente”, concluyó.

Por: Fernando Droz

Victoria ante All Boys

En un nuevo encuentro, el equipo Sénior del Más Grande, se impuso por 1 a 0 frente a su par All Boys, en un partido disputado en la cancha auxiliar N°1 del Monumental.

El gol fue convertido en el primer tiempo, por el delantero Javier Alonso. Los de Núñez formaron de la siguiente manera: Stumbo, Rivarola, Lobo, Rodríguez, Otamendi, F. Morales, Batalla, M. Morales, Martínez, Fogel y Alonso.