El Gorrión López

Héctor Osvaldo López fue uno de los jugadores  más habilidoso que tuvo el equipo de Angelito Labruna cuando comenzó a diagramar el plantel  para volver a dar vueltas olímpicas en el 75.

Perro de presa, humilde como sus virtudes, López se las arregló para volverse un habitué de aquellas formaciones basándose en su tremenda regularidad y en el correcto don para la marca y -cuando se podía- la proyección.

Marcó un solo  gol en Primera y  llegó en una de las pocas tardes amargas de aquel 75 de gloria. El 8 de octubre, en La Plata ante Estudiantes y por la primera fase del Nacional, acertó un rebote tras un córner y estampó su único festejo con la banda roja en 284 partidos oficiales.

Este zurdo marcador de punta izquierdo, no era un dotado de técnica, tampoco tenía habilidad, más bien era un perro de presa, marcaba como ninguno y te perseguía para que supieras que estaba ahí para sacarte la pelota, aunque también  era eficiente y muy rápido en la recuperación y entrega del balón.

Se quedó en Núñez hasta  1981 cuando Di Stefano vino con la escoba a limpiar a los » viejitos en decadencia »  y así fue como lo reemplazó Jorge García.

Por: Luciana Contreras

Figura del mediocampo

Héctor Ferrari debutó en el primer equipo de River en 1944; cerrado por Luis Antonio Ferreyra, Norberto Yacono y Ricardo Vaghi en su papel, inicialmente encontró poco espacio en la gloriosa Máquina.

Sin embargo, viendo sus características el dt decidió cambiarlo de puesto y es así que a partir de 1948  pasó a jugar de mediocampista donde se convirtió figura, acompañado por  Yacono y Venini en el trío de la línea media.

Defendió el Manto Sagrado durante nueve temporadas, 1944 – 1952, en la que obtuvo seis títulos: cuatro locales y dos  internacionales.

En 1952 marcó su primer y único gol en la máxima categoría Argentina, abriendo el marcador contra Atlanta, y fue titular en el duelo decisivo que le permitió a River quedarse con el título ante Newell’s Old Boys.

Con la llegada Pascasio de Sola, Ferrari perdió el puesto de titular, y en 1953, tras el final de la temporada en la que  El Más Grande se consagraría, decidió dejar Núñez para trasladarse a México. En la liga azteca jugó para dos equipos: América y  Necaxa donde se retiró oficialmente en la temporada 1960.

Por: Luciana Contreras

Uno de los hermanos

Juan Carlos Iribarren había nacido en Argentina el 27 de mayo de 1901. Su trayectoria como futbolista comenzó en  1920 cuando llegó a  Argentinos Juniors. 

Su posición en el campo, sufrió varias modificaciones, comenzó jugando como defensor por la  izquierda  aunque en algunos partidos lo hizo de mediocampista  o wing por la misma banda.

Tras jugar en Eureka y Columbian, llegó a La Paternal para recalar más precisamente en Argentinos Juniors donde se destacó al punto que sus excelentes desempeños -ya en Primera División- le valieron la citación para la Selección Nacional.

Su debut con la celeste y blanca se produjo el 22 de octubre de 1922, en un amistoso ante la Selección de Chile, con victoria Argentina por 1 a 0, encuentro disputado en la Ciudad de Buenos Aires.

Jugó en el seleccionado nacional hasta 1937, siendo uno de los cinco jugadores que estuvieron más años en la Selección. Su estadía con la albiceleste, donde permaneció 15 años,  recién fue superada en la década del ’50 por Ángel Amadeo Labruna.

Juan Carlos estuvo en Argentinos Juniors hasta 1924 y luego jugó en River y Chacarita Juniors.

En el equipo de Núñez, compartió equipo con su hermano Jorge. Debutó con los colores del Manto Sagrado en 1924 donde se afianzó rápidamente como titular y permaneció en el club hasta 1932. Ese mismo año lograría su primer y único título con la camiseta de River.

De River se fue a Chacarita  equipo en el que colgaría los botines en 1937 donde se retiró con 36 años cumplidos.

El capitán del Amateurismo

Arturo Chiappe jugó en Nacional, equipo del barrio de Floresta que por entonces militaba la segunda división, donde consiguió en 1907 el ascenso a primera división ganándole la final a River por 1-0. Al año siguiente el club es desafiliado debido a inconvenientes en su cancha en Floresta, habiendo participado apenas 2 partidos en la máxima categoría. Muchos de los jugadores de Nacional emigraron a River, incluyendo a Chiappe.

En su nueva etapa logra nuevamente un ascenso a primera ganándole la final a Racing Club por 7-0 en cancha de GEBA. Sería parte del plantel de River hasta ganar su único torneo amateur en 1920, retirándose inmediatamente después de consagrarse campeón y con más de 12 años en el club, con 244 partidos jugados y 23 goles en su haber.

Se desempeñó con La Banda como defensor, podía ocupar cualquier sector en el fondo de la cancha teniendo siempre actuaciones destacadas.

Participó y resultó figura preponderante en el ascenso de 1908, y en la obtención del título de la Asociación Amateurs (la AFA de la época) de 1920 donde le puso broche de oro a su carrera. Anteriormente había logrado dos campeonatos más. Fue el único jugador de River en haber participado en las 3 conquistas que el club logró en su etapa amateur más el ascenso a primera en 1908.

También, actuó en la Copa Competencia de 1914, una suerte de Copa Argentina que se disputó hasta bien entrado el Profesionalismo. Con esos logros, todavía le quedaba más por conseguir, en 1920 luego de ganar el Campeonato Amateur se retiró.

Además, como muchos que supieron y saben vestir el Manto Sagrado, integró la Selección Argentina.  Fue internacional y reemplazante  nada menos que de Jorge Brown.

Como agregado sobre Chiappe es justo decir que fue miembro de la Comisión Directiva en 1911, 1912 y 1915.

Sergio Goycochea

Sergio Javier Goycochea, nació en Lima, partido de Zárate en la  Provincia de Buenos Aires un  17 de octubre de 1963). Como todos sabemos se  desempeñó como arquero y es famoso por su habilidad para atajar penales. Es considerado el mejor uno  argentino de los últimos 20 años (1987-2008) según la IFFHS.

Goycochea fue suplente de Nery Pumpido tanto en River Plate como en la selección de Argentina. Su gran oportunidad se dio en el mundial de Italia, cuando Pumpido se lesionó en el partido de Argentina contra la entonces U.R.S.S. Siguió siendo el arquero titular de ese campeonato hasta la final contra Alemania, destacándose su actuación en las definiciones por penales ante Yugoslavia (en los cuartos de final) y ante Italia (en la semifinal). En esa última ocasión, le tapó los penales a Roberto Donadoni y Aldo Serena. En la final, estuvo cerca de tapar el penal de Andreas Brehme, por el cual Alemania terminó saliendo campeón mundial.

Goycochea jugó unos pocos meses durante 1991 en el Brest de Francia y fue el arquero titular de la Selección Nacional en las Copas América de 1991 y 1993 que Argentina ganó. Durante las eliminatorias para el Mundial de Estados Unidos, Colombia le propinó un 5-0 a la Argentina en Buenos Aires, motivo por el cual Goycochea fue muy criticado (teniendo en cuenta que en una oportunidad, Boca Jrs. le dio un 6-1 cuando éste atajaba para el Rácing Club de Avellaneda). Sin embargo, y a pesar de que Argentina se clasificó y Goycochea jugó todos los partidos preparatorios, al iniciarse el Mundial 1994 su puesto fue ocupado por Luis Islas.

El día de su retiro fue el Lunes 22 de Febrero de 1999 jugando para Newell’s Old Boys de Rosario.