“Darle alegrías a la gente”

Abel Casquete llegó a River a los 11 años, hoy con 18 está muy feliz de formar parte de la Primera División y ya nos adelantó que, sueña con marcarle un gol al rival de toda la vida.

El enganche ecuatoriano comenzó a formarse en River desde la Octava División, por ese entonces, ya demostraba todas sus condiciones técnicas y era uno de los mejores jugadores de su categoría. En este mano a mano con River Desde La Tribuna, recordó los comienzos en el club y ya sueña con darle títulos al pueblo millonario.

“En River estoy desde los 11 años, ya tengo siete años en el club, gracias a Dios formo parte del cupo de la Primera y estoy jugando en Reserva que me hace muy bien. Con el nombre River Plate, es uno de los equipos más grande del mundo y cuando estaba en mi país me dijeron de venir para acá no lo pensé dos veces, es un club muy grande y a quien no le gustaría jugar acá. Ahora estoy jugando y hay que seguir para adelante. El objetivo es jugar en el equipo de Primera y jugar con todos esos monstruos al lado”, comenzó Casquete.

Nacido en Guayaquil, Ecuador , la adaptación fue un tanto más especial en comparación a chicos que vienen de otras provincias de Argentina, otro país, otras culturas y costumbres, Abel pudo acomodarse rápidamente y acoplarse al resto de sus compañeros.

“Me tuve que acostumbrar a todo, a la comida, pero aparte de eso tuve un grupo que me dio mucha confianza para estar acá y la verdad que me respaldaron muy bien y gracias a ellos estoy acá”. Sus jugadores favoritos son: Ronaldinho y Neymar. “Siempre tuve a dos brasileros como referentes, primero Ronaldinho y ahora Neymar, es un jugador al cual miro mucho y anhelo. Destaco mucho sus jugadas, sus mano a mano, el uno contra uno y como resuelve tan fácil, hay que seguir esos pasos”, indicó.

Casquete ya sabe lo que es jugar con la camiseta del Más Grande, debutó el 18 de julio del año pasado, frente Atlético Rafaela por el torneo local, que fue debut y asistencia al goleador Fernando Cavenaghi, un comienzo soñado para esta joven promesa. Este 2016 tiene metas tanto a corto como a largo plazo para el mediocampista ofensivo.

“En el corto plazo seguir en el grupo de Primera y a lago plazo darle una alegría a toda la gente y como no, hacerle un gol a Boca”, cerró.

Por: Nahuel Cuellar | En Twitter: @Nawe7

Deja tu comentario