Goleador inagotable

Hernán Crespo nació el 5 de Julio de 1975 en Florida, Buenos Aires. Llegó a River con tan solo 13 años  en 1988  y en Noviembre de 1993 tuvo la posibilidad de debutar  en el equipo de primera, enfrentando a Newell’s de la mano de Pasarella.

Con este equipo ganó los títulos de la Liga en las temporadas de 1993-1994 y también el de 1994.

En 1996 gana la Copa Libertadores de América con el equipo millonario, y anotó dos goles en la final para sellar su nombre en la memoria del club, además, a lo largo del torneo tuvo una cuota goleadora inquebrantable anotando un total de 10 goles.  Cabe destacar que en aquella recordada final River había perdido el partido de ida 1 a 0 ante América de Cali y había que dar vuelta el resultado. Ahí apareció el nueve goleador que dejaría la Copa en Núñez.

Con la Banda anotó 36 goles en 82 partidos.

Ya para Agosto de ese año sería transferido al club italiano de Parma, y en este club debuta en Octubre de ese año. En 1999 ganó la Copa Italia, y también la Copa de la UEFA, anotando un importante gol en la final.

En el 2000 fue fichado por el club SS Lazio, por la cifra record de 57 millones de dólares, y ya en el 2001 se convierte en el Capo Cannonieri (goleador) de la temporada 2001-2002 de la Serie A, con 26 tantos.

Luego de una excelente campaña con el Lazio, es traspasado en el 2002 al Inter de Milán por 40 millones de euros. Al año siguiente es Fichado por el Chelsea F.C. de Inglaterra, a cambio de la suma de 26 millones de euros. En dicho equipo era suplente, y jugó 19 partidos, marcando 10 goles (siendo el segundo máximo anotador del equipo).

En el 2004 regresa a Italia, donde se convierte en jugador del AC Milan, aunque para la temporada 2005-2006 volvería al Chelsea de Inglaterra, donde se consagra campeón de la Liga aportando 10 goles en 30 partidos.

En Junio de 2006 regresa al Inter de Milán por dos años, donde sigue desempeñándose aún en la actualidad.

Con la Selección Nacional Argentina disputó los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996, donde consiguió la medalla plateada y fue el goleador del torneo con 6 goles.

Es el máximo goleador histórico de las rondas clasificatorias sudamericanas para los Mundiales, donde supera a Iván Zamorano y además, es uno de los más destacados goleadores latinoamericanos, con un total de 323 goles oficiales, un promedio de (0,475 goles por partido) y uno de los cuatro futbolistas argentinos que han marcado 200 goles o más en el fútbol europeo (3º con 272).

Participó en los mundiales de Francia 1998, Corea-Japón 2002 y Alemania 2006, y en estos 3 mundiales marcó 5 goles.

Se retiró del fútbol profesional a  los 36 años en el Parma Italiano durante la temporada 2012/2013. Luego se desempeñó como ayudante técnico y finalmente se convirtió en entrenador.

Por: Luciana Contreras

El matador

La relación de Mario Alberto Kempes con River fue muy corta pero fue la de un romance apasionado.

Llega a River en marzo de 1981 debido a la necesidad de generar ruido para opacar la llegada del Diego a la contra. La cifra del pase para su llegada desde el Valencia FC fue millonaria.

El Matador, como lo apodaban, había nacido en Bell Ville Córdoba el 15 de Julio del 54, jugó en el Talleres de esa ciudad hasta que en el 72 firma para Instituto, formando un delantera temible en Nacional de ese año , con Ardiles , Saldaño y Alberto Beltrán y Daniel Willington . Luego en el 74 es transferido a Rosario Central dónde juega hasta el 76 marcando casi 100 goles.

En el 76 es  transferido al Valencia dónde es figura indiscutible hasta el paso fugaz por River en el 81 luego de ocho temporadas en Valencia. Tipo de pocas palabras adentro y fuera de la cancha sólo su estilo arrollador de juego generaba devoción e idolatría.  Vistiendo La Banda ganó el Campeonato Nacional, dirigido por Alfredo Di Stéfano.

En ese torneo, en el último partido jugado ante Ferro, Kempes obtuvo el tanto definitorio (1-0). Sin embargo su estadía en Núñez se acabaría ahí, después de marcar el gol del campeonato el Matador no pudo seguir en el Millonario. River no pudo abonar la cifra definitiva por su pase y el jugador dejó el Monumental para regresar a Valencia, donde jugó hasta la campaña 1984-85.

Podemos decir que fue un paso fugaz pero muy recordado y exitoso .En resumen juega 29 partidos oficiales marcando 6 goles .

No nos olvidemos que se convirtió en goleador y figura de la Selección Argentina para ganar el campeonato del mundo de 1978.

Luego inició un largo peregrinaje por equipos de diversas latitudes y vistió las camisetas de Hércules (España), First Vienna FC, Sankt Pölten y Kremser SC (todos de Austria); Colo Colo (Chile) y Pelita Jaya (Indonesia).

Como entrenador trabajó en equipos de Albania, Indonesia y Bolivia, pero nunca tuvo la oportunidad de dirigir a un conjunto grande de la Argentina.

Actualmente, Kempes trabaja como comentarista deportivo de la cadena ESPN, sin haber perdido nunca su tradicional tonada cordobesa.

Por: Luciana Contreras

Ariel eterno

Fue gigante con la número 10 en la espalda luciendo la banda Roja, sus gambetas, sus caños y su picardía fueron todo un símbolo en la historia del Millonario. Ortega, fue, es y será uno de los grandes exponentes que tiene River a la hora de hablar de buen fútbol.

Nació el 4 de marzo de 1974 en Ledesma provincia de Jujuy. Debutó en Primera División con sólo 17 años, vistiendo la camiseta de La Banda en 1991 de la mano de Daniel Pasarella. Desde sus inicios ya se  veía que iba a ser un gran jugador pero nunca que iba a llegar tan lejos obteniendo un lugar dentro de los grandes ídolos que tiene River.

Con el River consiguió cinco torneos argentinos (Apertura 1991, Apertura 1993, Apertura 1994, Apertura 1996 y Clausura 1997) y se proclamó campeón de la Copa Libertadores (1996).

Se fue a España en marzo de 1997, tras ser fichado por el Valencia, donde jugó una temporada y media siguió en el Viejo continente pero esta vez iria a  Italia, para militar en la Sampdoria (1998-1999) y en el Parma (club por el que fue contratado en 1999 y con el que, al lado de su compatriota Hernán Jorge Crespo, ganó ese mismo año la Supercopa de Italia). Una vez finalizada en Europa la campaña 1999-2000 regresó a Argentina para incorporarse, de nuevo, a la plantilla del River.

En su vuelta a Núñez, estuvo dos años y luego pasó tres temporadas cedido en el Independiente de Rivadavia de Mendoza, All Boys y Defensores de Belgrano, donde colgó los botines en el 2012.

Además, como todo gran jugador, vistió la camiseta de la Selección Argentina, f ue elegido por el seleccionador Alfio Basile para sustituir a Maradona en la fase final de la Copa del Mundo disputada en Estados Unidos en 1994 y, tras este torneo,  Passarella le mantuvo dentro del equipo. Posteriormente fue medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atlanta 96 con el combinado olímpico. Además, formó parte en la fase final de la Copa del Mundo de Francia (1998) y en la Copa América disputada en 1999 en Paraguay. Su última participación mundialista con la albiceleste fue durante el mundial de Corea Japón 2002.

Actualmente sigue ligado al club esta vez como  coordinador de las divisiones inferiores del River  desde donde busca transmitir toda su experiencia a los juveniles, además de formar parte del equipo Senior.

Por: Luciana Contreras

Ramón: Sinónimo de ganador

Con solo decir su nombre alcanza para que todos sepamos de quien estamos hablando en el Mundo River por eso es que si decimos Ramón, no hace falta demasiadas presentaciones para saber que se trata del dt más ganador de la historia: RAMON ANGEL DIAZ.

Nació el 29 de agosto de 1959 en La Rioja, su nombre se debe nada más ni nada menos que a la admiración que su padre sentía por Ángel Labruna, otro ídolo Millonario. El tiempo se encargaría de unir los destinos de ambos de manera increíble. Angelito fue el entrenador de Ramón apenas asomó en la Primera. Lo llevaba de a poco en un plantel repleto de figuras. Lo metía en los segundos tiempos, y el Pelado definía los partidos.

Hizo las divisiones inferiores completas, pero jugar en la Primera en esa época era muy difícil. River aportó 4 titulares a la Selección campeona de 1978. Tras el Mundial, el River A salió de gira a Europa, el campeonato continuó y River presentó un equipo B durante 6 fechas. El técnico era Pacha Yácono. Ramón jugó los 6 partidos con la 10, haciendo dupla con el misionero Héctor Ramón Sosa, el 9. Debutó el 13/8/78 contra Colón con un triunfo por 1-0 con la camiseta número 10 en la espalda. Su estreno en la red fue en su 5ª presentación, el 30/8, un zurdazo desde el borde del área para empatarle 1-1 a Quilmes.

Su aparición en primera hizo que hasta el dt de la selección pusiera sus ojos en el por tal motivo, Menotti encargado de la juvenil en aquel entonces, lo llamó por primera vez para vestir la albiceleste durante el Mundial Juvenil de 1979. Sin embargo, en esa competición no jugó en su típica posición de enganche ya que en ese puesto la 10 la llevaba Maradona, si no que el dt decidió ponerlo de 9. Gracias a su capacidad para jugar de delantero Ramón no solo fue el goleador de la competencia sino que también obtuvo el botín de bronce por haber sido el mejor tercer jugador del certamen.

Jugó en el Millonario hasta 1982 donde logró cuatro títulos siendo unas de las máximas figuras. Ganó los Metropolitanos y los Nacionales del 79  y 80.De ahí, como pasa con una gran mayoría de jugadores se fue a Europa donde también supo ganar. Jugó en Italia y Francia, más precisamente en Avellino,  Fiorentina e Inter de Milán y además del  Mónaco. En el conjunto italiano disputó 36 partidos marcó 14 goles y ganó dos campeonatos mientras que en el principado levantó la copa de Francia en 1991, estuvo allí solo dos temporadas.

Después de su paso por el Viejo Continente regresó a su casa, a River, al Monumental, a Núñez. En su retorno, también obtuvo el título de 1991 dejando en claro que si bien su carrera llegaba a su fin todavía tenía hambre de gloria. Finalmente, se fue a Japón porque si hay algo que le gusta a Ramón son los desafíos. Jugó en Yokohama Marinos y fue goleador de la liga japonesa con 52 goles en 62 partidos. Tras semejante carrera como futbolista vendría también la gloria como entrenador.

El 26 de julio de 1995 Ramón se sentaba por primera vez en el banco Millonario fue 1 a 1 ante Vélez. Un año después de su mano River ganaba su segunda Copa Libertadores y el Apertura de ese año. Un comienzo lleno de gloria que auguraba un futuro triunfador.

En el 97 se queda nuevamente con dos títulos locales y con la Supercopa. Más trofeos para las vitrinas del club, mas elogios para Ramón que ya estaba dejado su huella.  Dos años después gana el Apertura y finalmente en 2000 renuncia  a su cargo como técnico de River. Pero el amor que lo une al club siempre es más fuerte por lo que un año después vuelve nuevamente sentarse en el banco iniciando su segundo periodo como entrenador. En 2002 obtiene un nuevo título el torneo Clausura que le permite superar a Labruna como el dt más ganador.

En su tercer ciclo en River también siguió ganando y se quedó con el Torneo Final 2014 y la Supercopa Argentina del mismo año. Así es que suma seis títulos locales, uno internacional y una Superfinal.

Por: Luciana Contreras